http://box365.in/calma-llanto-bebe-tranquilidad/
  • ABC del Bebé

Calma el llanto de tu bebé con tranquilidad


El llanto del bebé no solo logra angustiar, también desespera a los padres. ¿Es posible controlar este comportamiento?

La maternidad supone un aprendizaje constante desde el primer día. La llegada de un nuevo miembro a la familia supone relacionarse con alguien a quien apenas se está conociendo. Las mamás, sobre todo, deben lidiar con la presión de ser perfectas. Pero en la rutina todo es a otro precio y en el día a día, por más felicidad y amor que existan, también hay momentos de tensión, frustración y agotamiento.

El llanto del bebé es quizá de las circunstancias más angustiantes en la crianza. Calmarlo, probando una cosa y otra, a veces provoca el efecto contrario al punto de no saber qué hacer.

Para la sicóloga María Elena López es importante que la mamá reconozca sin culpa que el llanto de su bebé la puede desestabilizar. “Es una reacción normal. Este es un proceso que va progresando a medida que la madre va conociendo al bebé e identificando sus necesidades. Lo que más desconcierta al comienzo es no saber cuál es la causa del llanto”.

Recuerda que el llanto es el único medio de comunicación del bebé. De hecho se calcula que un bebé normal llora entre dos y tres horas diarias para expresarse.

Equilibrada y asertiva

Date tiempo de reconocer las necesidades de tu hijo que no siempre obedecen a algo que le está ocurriendo como dolor. Así luego ya entenderás con más naturalidad.

Responde rápidamente al llanto del bebé, pero espera un mínimo de 15 minutos antes de comenzar otra actividad tratando de calmarlo.

Algunas acciones son: alimentarlo, mecerlo, arrullarlo con música suave, ponerlo junto al pecho, cobijarlo, destaparlo, cambiarlo de posición, pasearlo, sacarle gases, cantarle, bañarlo, darle un masaje o ponerle el chupo.

El estrés, la impaciencia y la intolerancia son emociones fuertes que hacen que la mamá esté menos tranquila y dispuesta a identificar qué es lo que realmente tu bebé necesita.

Dejarlo llorar no es aconsejable. Según la experta no atender al llanto es ‘codificado’ como abandono. Algunos estudios incluso plantean que no ser atendido oportunamente es interpretado por el cerebro como una amenaza que pone en alerta todo el organismo generando dosis importante de cortisol, la hormona del estrés.

Muchas veces, el llanto obedece a que simplemente el bebé extraña el calor de su madre.

Fuente: cromos.com.co

Relacionados...