http://box365.in/falcao-james-colombia-se-ilusiona-derrotar-chile/
  • Futbol

Con Falcao y James, Colombia se ilusiona con derrotar a Chile


La Selección tendría el reencuentro de los dos ‘cracks’ que no juegan juntos hace 16 meses.

El partido contra Chile aún no ha empezado y, sin embargo, el país ya debe llevar horas, quizá días, imaginando el reencuentro de sus dos ídolos: a James llevando la pelota, buscando en el horizonte de la cancha el movimiento sagaz de Falcao, anticipando con un pase preciso el zarpazo inequívoco del ‘Tigre’. Luego, el gol, el festejo, la dicha de verlos de nuevo jugando juntos, liderando a la Selección Colombia, como lo hicieron en el pasado, como el país mejor los recuerda.

No se trata de una pareja común. No es la historia de dos grandes jugadores que se reúnen en su selección. ¡No! Esta historia es particular, casi fantástica, de película: la de un 10 y un 9 que han compartido sus carreras: las alegrías, las desdichas y las canchas. Que comenzaron a compartir en el Porto, donde ganaron la ‘triple corona’, que luego coincidieron en Mónaco y que han guiado muchas veces a la selección, que la llevaron al Mundial de Brasil –el que no pudieron compartir–, y que han hecho vibrar al país con cada gesta, con sus gritos feroces de gol, tan únicos, tan orgullosos, tan emocionantes.

Su solo reencuentro ya fue emotivo, con una foto que se tomaron juntos, acompañada de un mensaje optimista de James: ‘Bienvenido, Falcao, vamos a soñar juntos de nuevo”. Ellos sueñan, la selección sueña, el país sueña.
Decir que se conocen de memoria no es una exageración: sin duda, James, cuando levante su mirada, sabrá dónde está Falcao; tantas veces lo ha visto allí, merodeando en el área. Y Falcao ya sabrá a dónde irá ese pase certero. Tantas veces lo ha recibido y ha anotado. Y si la pelota llega a la red, ellos sabrán reencontrarse en uno de esos memorables abrazos que toda Colombia espera.

La expectativa es enorme porque desde la lesión que sufrió Falcao en la rodilla izquierda en el 2014, esta es la primera vez que vuelve a la selección en un estado ideal, acumulando partidos y lo que más necesita, goles –lleva 8 en 10 partidos con el Mónaco esta temporada–. Falcao ha recuperado la sonrisa. Sus frases demuestran su inquebrantable optimismo. “Estoy contento por esta nueva oportunidad –dijo el paciente Falcao–. He trabajado bastante para poder regresar a la Selección y espero estar al máximo para el equipo. Es una convocatoria que venía esperando hace mucho tiempo. Gracias a Dios he podido jugar, hacer goles y hacer méritos para estar acá”.

Lo de James es más habitual, pese a sus dificultades en el Real Madrid, a las suplencias y a las lesiones, siempre que llega a la selección, se reinventa. Pékerman lo sabe, lo tiene en un pedestal, es indispensable. “James es un jugador fundamental dentro de nuestro esquema y la armonía que tenga con sus compañeros ya sea en la derecha, la izquierda o el centro”, dijo el DT.

En esta eliminatoria a Rusia no han coincidido. Cuando Falcao estuvo, James no. O viceversa. Falcao siempre ha estado en el radar, pero con tantas ausencias, James ha asumido en solitario el protagonismo, la capitanía. Se ha vuelto más indispensable; al fin y al cabo, es el mejor jugador colombiano del momento.

La titular no está confirmada, como es habitual. Pero se presume que ellos estarán nuevamente juntos. Para cualquier batalla, por temible que parezca, siempre será mejor asistir con los mejores guerreros. Y Colombia tiene la oportunidad de juntar este jueves a dos de sus hombres más temibles. El país que los ha esperado por tanto –la última vez que jugaron juntos fue en la Copa América de Chile 2015– anhela verlos en la cancha, al 10 y al 9 que más alegrías recientes le han dado.

Si James es James en la Selección, y si Falcao está encontrando ese refundido camino del gol, es normal ese entusiasmo por verlos juntos, sobre todo para un partido tan importante como este frente a Chile en la eliminatoria al Mundial.

Si James y Falcao están este jueves en la cancha, quizá Colombia tenga más posibilidades, confianza y seguridad de ganar. Dependerá de ellos que se repita la película y que el reencuentro sea feliz, como el país mejor los recuerda.

Fuente: Eltiempo.com

Relacionados...