http://box365.in/preeclampsia-embarazo-conoce-las-causas-los-riesgos/
  • ABC del Bebé

Preeclampsia en el embarazo: conoce las causas y los riesgos


La preeclampsia surge cuando se tiene presión arterial alta durante el embarazo. Puede suceder en cualquier momento después de la semana 20 de embarazo, aunque en algunos casos ocurre antes. Cuando una preeclamspia no se puede controlar y evoluciona surge una eclampsia.

Aproximadamente del 5 al 10 % de todas las mujeres embarazadas contraen preeclampsia y puede ser particularmente peligrosa porque muchos de los síntomas son silenciosos y se asemejan a los que se consideran «normales» durante el embarazo.

¿Qué causa la preeclampsia?

Los médicos aún no han logrado identificar una causa específica de la preeclampsia, pero se están investigando algunas de estas causas potenciales:

  • Factores genéticos
  • Dieta poco saludable
  • Problemas en los vasos sanguíneos
  • Trastornos autoinmunes

También existen factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades de desarrollar preeclampsia:

  • Estar embarazada de múltiples fetos
  • Tener más de 35 años
  • Estar embarazada por primera vez
  • Obesidad
  • Tener un historial de presión arterial alta
  • Tener un historial de diabetes
  • Tener un historial de un trastorno renal

Nada puede prevenir definitivamente esta condición. La atención prenatal temprana y constante puede ayudar a que sea diagnosticada antes y así evitar complicaciones.

¿Cuáles son los riesgos?

Según investigaciones, más de la mitad de las mujeres que experimentan preeclampsia no tienen mucho conocimiento acerca de esta afección. El lema de la Preeclampsia Foundation es «Conozca los síntomas, confía en ti misma», porque de hecho conocer los síntomas puede salvar una vida. Las señales de advertencia incluyen dolores de cabeza incesantes, hinchazón en las manos o la cara, cambios en la visión, dolor abdominal superior y dificultad extrema para respirar.

Actualmente, las mujeres tienen diversos controles durante el embarazo que sirven para verificar si hay signos de preeclampsia. Los médicos controlan la presión arterial (los aumentos repentinos son la característica más clara), el aumento de peso (los aumentos rápidos pueden ser un signo de retención excesiva de líquidos), examinan la orina (la proteína en la orina es un signo de problemas renales) y controlan el crecimiento del bebé.

Todavía no se sabe qué causa la preeclampsia, pero sí hay tratamientos para prevenir las convulsiones y controlar la hipertensión. Aún así, demasiadas madres y sus bebés siguen muriendo cada año durante el parto por causa de esta afección. Lo fundamental es controlarse durante todo el embarazo y recordar que la hinchazón o el aumento de peso extremo pueden estar indicando un problema mayor.

Fuente: www.vix.com

Relacionados...